Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

La hora de la renovación

  • Bartolomé Sanchez
  • 2006-12-01 00:00:00

Alguien que no haya seguido la trayectoria de Bodegas Bilbaínas en los últimos años se quedaría de piedra si degustara este Vicuana a ciegas y luego le dijeran su procedencia. Porque resulta un manual de vino moderno, vivo, con plenitud de fruta en gloriosa armonía con una madera delicada y nueva de los bosques franceses. ¿Qué ha pasado en Bilbaínas? Pues que Pepe Hidalgo, uno de nuestros mejores enólogos y responsable de la bodega desde hace años, se ha recreado en él hasta conseguir hacer un producto que se aleja definitivamente del “estilo clásico de la estación”. Desde su llegada a la empresa trató de cambiar el estilo del vino que allí se producía, dentro del cambio que una casa felizmente centenaria como Bilbaínas y su fiel clientela podían admitir. Marcó el camino de la modernidad La Vicalanda, un tinto ya nacido con otro carácter, pero el Vicuana se olvida hasta de la contraetiqueta y sale al mercado como «cosecha», cuando perfectamente puede ser crianza, o reserva, incluso, si se cumpliese el tiempo apropiado en botella. Fortaleza de fierro María Luisa Cuevas eleva el ritmo de trabajo a unas revoluciones que difícilmente se pueden seguir. Es el alma mater de uno de los nuevos proyectos de la Ribera del Duero más sólidos y atractivos. Una pequeña bodega familiar fundada hace solo tres años, situada en un paraje precioso del término de Gumiel. De momento apenas elaboran unas veintitantas mil botellas y quieren crecer hasta hacer el doble pero muy despacio, sin abandonar la meticulosidad y el carácter de una bodega controlable. Ya el Ferratus que llaman “Sensaciones” me pareció uno de los mejores 2003 que se elaboraron en la Ribera, (su primera añada) pero lo vendieron todo antes de que pudiese recomendarlo. Este recién nacido 2004 no le va a la zaga y dará muy buenas satisfacciones a los conocedores. Recibe Mª Luisa una ayuda fundamental en las tareas de enología de Benigno Garrido, su enólogo, y cuenta con las instalaciones precisas, mesa de selección, y barricas nuevas la mayoría de roble francés y algunas de americano, que siempre viene bien para domar la fortaleza de los buenos riberas como este. Vicuana 2004 B. Bilbaínas. Estación, 3 – 26200 Haro (La Rioja).Tel. 941 31 07 44. codinfo@codorniu.es D.O. Rioja Calificada. Precio: 24 €. Tipo: tinto crianza. Variedades: Tempranillo y Graciano. Crianza: 15 meses en barricas nuevas de roble Allier. Fecha de entrada: 20/11/2006. Consumo óptimo aproximado: diez años a 16/18° C. Puntuación: 9,1/10 1ª Cata: Un color muy seductor, rojo picota y de capa media. Muestra enseguida su vigor y domina en nariz un fondo de fruta roja fresco (frambuesa, arándano), luminoso, de tonos balsámicos, florales, notas de romero o monte bajo y especias dulces. Su contextura se basa en la armonía, y aunque su carnosidad es evidente, hay buena fluidez y en ningún momento resulta pesado. Aunque es un vino que se puede disfrutar ya de él, dado su excelente tanino, puede (y debe) pasar unos años bajo nuestro control para apreciar su evolución. Ferratus 2004 B. Cuevas Jiménez. Ctra. Madrid-Irún N. 1, km 140 09370 Gumiel de Izán (Burgos) Tel. 638 007 140. bodega@ferratus.es. D.O. Ribera del Duero Precio: 20 €. Tipo: tinto crianza. Variedades: Tinto fino (Tempranillo) Crianza: 14 meses en barricas de roble. Fecha de entrada: 20/11/2006 Consumo óptimo aproximado: ocho años a 16/18° C. Puntuación: 9,1/10 1ª Cata: Tiene un color impresionante, picota y cubierto, gozoso, con la lágrima teñida. Aunque se muestra limpio a la nariz, su aireación es casi imprescindible en estos momentos. No es que tenga una reducción pertinaz, es porque nos encontraremos con otro perfil más elegante, pleno de frutillos (mora), cacao, algo de lácteos y una buena madera especiada, final de regaliz y un recuerdo mineral. Buena estructura y poderoso paso de boca, un tanino maduro que se expande y deja el paladar colmado de buenas sensaciones.

enoturismo


gente del vino