Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Clotàs M 2010. Un Monastrell con otro enfoque

  • Bartolomé Sanchez
  • 2013-05-01 09:00:00

En valenciano, Clotàs viene a ser un socavón, que es como define Vicente Flors su viñedo: una hondonada en el corazón del corredor mediterráneo que une el macizo de Penyagolosa (1.800 metros) con el mar, en la comarca de Les Useres, en Castellón, “la segunda provincia más montañosa de España”. La tradición vitícola familiar llevó a este trabajador de banca prejubilado a crear el primer Clotàs en la añada 2007 e inscribirlo en el proyecto Micro Vinya, que recupera pequeños viñedos de tradición familiar. La parcela, a 350 metros de altitud, tiene inviernos fríos y veranos cálidos, con noches frescas por la influencia del mar. Cuenta con cepas de Monastrell de más de 70 años, plantadas en vaso en los bancales de cota baja, típicos de la viticultura de esta región, que son la materia prima para las cortas tiradas de este M, un varietal único en esta zona, “que se hace trabajando mucho el campo para luego no tener que hacer en bodega casi nada”. www.bodegaflors.com


Clotàs M 2010
Variedad: Monastrell
Crianza: 14 meses en roble francés
Alcohol: 13% vol. Precio: 15 €
Intenso a la vez que fluido y pulido al tacto, tiene la riqueza de sensaciones y el aire de naturalidad refinada de un Monastrell fresco, terroso y especiado, con un recuerdo constante de ciruela, mora y matorral, un fondo sutil de tabaco y el roble fino tostado en su sitio.


Clotàs M se hace a partir de una hectárea de viñedo de cultivo difícil. Nos cuenta Vicente Flors que es “una parcela de Monastrell estaba abandonada y costó cuatro años recuperarla: el vino quiere tiempo. El terreno, muy pobre, es de arenas y gravas con subsuelo de cantos rodados. La poda la hago yo para darle a cada planta lo adecuado y no hay vino todos los años: desde 2007, solo las añadas 2010 y 2011 me sirvieron. La Monastrell es una variedad muy tardía, cuya vendimia, en esta zona, es sobre el 20 de octubre. A principios de ese mes suele venir la gota fría y se estropean los hollejos”.

enoturismo


gente del vino