Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO

“El vino te saca el duende”

0I2N1E0B6Q0A0Q6H5L1J3H1S6P2N6E.jpg
  • Redacción
  • 2018-11-08 00:00:00

Antonio Carmona derrocha encanto, arte, pasión y apego a su tierra, Granada. El Huerto de Juan Ranas, con la Alhambra de fondo, fue el escenario de una armonía de música, gastronomía y vinos fascinante. 


Háblanos de esta sorprendente armonía musical y gastronómica con los vinos de Bodegas Bornos.

M e gustó mucho la idea de unir música, olores, sabores, texturas, melodías y letras (y más en este maravilloso lugar). Funciona. En cuanto me lo propusieron, se me ocurrió asociar cada tema con un vino porque iba a quedar más chulo. Mientras los probaba me inspiré, elegí las canciones por instinto. Por ejemplo, para este vino [el Palacio de Bornos Verdejo], escogí Dale luz [y canta el estribillo a capela]. La verdad es que se agradece mucho tener unos socios así, que se han puesto al servicio de la música. Me alegro por ellos porque están muy bien posicionados en Andalucía.  


¿Cómo crees que funciona la sinergia entre música y vino?, ¿se influyen mutuamente?

E l vino es mi bebida (y no lo digo porque esté en mi tierra trabajando con esta bodega, los que me conocen lo saben). Me gusta muchísimo el tinto, me encanta. Creo que el vino es un disfrute, cuando llega a tu paladar es como una buena guitarra. Y cuando ves cómo definen los guitarreros artesanos de la Cuesta de Gomérez [al pie de la Alhambra] el color de la tierra, el olor... tira mucho de raíces, y yo soy mucho de raíces. Y así es el vino. Yo soy de Granada y de tinto: el vino es muy español y yo me siento muy español y muy granaíno.


¿El vino te ha inspirado alguna vez para componer tus canciones?, ¿tiene duende?

L  a verdad es que me ha inspirado muchas veces. Te pones tu botella de vino delante y surgen los acordes; se despiertan las melodías y las musas. El vino tiene duende y te saca el duende: expresa muchos sentimientos, habla de cosas que normalmente ni te planteas. Yo siempre digo que estoy al servicio de la guitarra y de la música: me pongo al servicio de mi guitarra, y es beberme un vinito y empezar a escribir. Hay que escribir un poco todos los días (aunque no salga bien a la primera), hay que mantener el ritual. Tomarme un vinito cada mediodía también es un ritual.


Das mucha importancia a la familia y las raíces. ¿Alguna anécdota familiar con vino?

T engo muy buenos recuerdos en familia con el vino presente. Lo primero que me viene a la cabeza son las navidades. El día 24 siempre comemos potaje de acelgas con garbanzos y en la mesa no falta un buen vino para disfrutarlo esa noche, para compartirlo. Ese día compramos lo mejor, el buen vino que le gustaba a mi padre [el guitarrista Juan Habichuela], vino de Ribera. El vino, la familia, el cante, el toro, el flamenco, la tierra, los amigos... al final eso es lo importante. Y un buen vino siempre es para celebrar la vida.   


¿Qué nos puedes contar sobre tus proyectos futuros?, ¿qué papel tiene la música en tu vida?

A hora estoy preparando la banda sonora de la próxima película de Fernando Colomo y me hace mucha ilusión. También estamos empezando a juntarnos otra vez los Ketama. Llevamos 16 años sin juntarnos y nos hemos reído mucho, estamos disfrutando mucho, a ver qué pasa; compartiendo un buen vino y viendo qué surge... La música para mí es una manera de sentir, de hablar. Sobre la pasión, el racismo, tu país, Granada... todo lo que nos rodea. La música es mi pasión, son mis raíces; es este momento que estamos viviendo.    


El año pasado tuviste un grave problema de salud, ¿cómo te cambia esa experiencia?

C uando pasas por un momento así, las cosas se ven de otra manera, te agarras con más fuerza a la vida. Aprendes a saborear todo mucho mejor, a disfrutar con más intensidad: de una comida, un vino, tu familia, tus amigos... Tienes la sensación constante de estar en guardia, totalmente alerta, como diciendo: "Cuidado, que me puede volver a parar la vida..." Y eso inevitablemente te impulsa, te cambia. Ahora intento dar siempre la mejor versión de mí mismo a todos los que me rodean: mi familia, mis amigos y mis fans.


enoturismo


gente del vino