Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Siloé: “A las canciones les pasa lo mismo que al vino”

2Q5G5S9F4Q8C3J6L4F3D5U8D4T3O8O.jpg
  • Laura López Altares
  • 2020-02-28 00:00:00

"Metrópolis", el último álbum de Siloé (Fito Robles y Xavi Road), simboliza la atractiva fusión entre el pop de autor y la música electrónica: dos universos complejos y  fascinantes que convergen de forma magistral. 


'Metrópolis' habla de un cruce de caminos, de un profundo cambio... ¿qué impulsa este 'renacer'?

Viene de lo que somos: Xavi, que hace música electrónica, y yo, que llevo haciendo canción de autor mucho tiempo. Decidimos juntarnos para que el proyecto tuviera esa identidad, el concepto desde el inicio fue unir los dos mundos de lo que éramos. Ahora también forma parte del proyecto Óscar Herrador, que es el productor del álbum. Dijimos: ¿por qué la configuración de la banda tiene que ser la clásica?, ¿por qué no incluir a un ingeniero de sonido? Nadie dicta las normas… y nuestro ingeniero de sonido forma parte de la banda igual que nosotros.


¿Cómo definirías esta original mezcla de electrónica, pop de autor, folk, rock, espíritu indie...?

Yo creo que es el disco más enérgico que tenemos hasta el momento: una fusión preciosa entre el mundo de la música electrónica –somos conscientes de que a veces asusta–, lleno de música pop... música popular con tintes de electrónica y música folk. Un cruce de caminos, eso es una metrópolis. Y la nuestra surgió cuando Xavi, que era el director musical de nuestro espectáculo, hizo un remix de una canción del segundo álbum que nunca se llegó a publicar, pero sí dio pie a que empezáramos a hacer un directo con remixes de los temas.


Vuestras letras se caracterizan por una exquisita complejidad... ¿dónde surge la inspiración?

Esta vez hemos tenido la suerte de ser tres personas las que coescribíamos las canciones, y la inspiración viene de cosas que nos suceden. Lo espiritual (hay gente que lo ve como algo anticuado, y nada que ver), hacerse preguntas, esas que lanzamos al vuelo muchas veces en nuestras canciones... creo que es algo que nos define y que es inherente al ser humano. Pero he de decir también que en este último álbum las letras son más sencillas debido a la naturaleza de las canciones: la música electrónica tiene un impasse, un ritmo propio, y cabe en un tipo de letras determinado.  


Tú eres de Valladolid, que es una de las capitales españolas del vino... ¿te atrae este mundo?

Creo que el mundo del vino engancha. Y es cierto que marca mucho haber nacido en Valladolid. Los que hemos crecido en pueblos donde hay bodegas primitivas (tengo muchos amigos que tienen buenas bodegas) estamos acostumbrados al frío de la bodega en verano, a compartir el vino con amigos, a hacer allí las primeras peñas… A eso asocio yo el vino, y también al desfogue: es un escape, es el campo, es la naturaleza. Conocemos a muchas personas que cuando queman su carrera musical dicen: me gustaría tener mi bodega y hacer mi propio vino…


Formáis parte de la gira #EspírituRibera, ¿en qué consiste esta filosofía de vida?

Se trata de simplificar la vida, que a veces es lo más complejo de este mundo, y vivir el momento: disfrutar de forma sana de una buena fiesta, en la que no pueden faltar la buena música y el buen vino. Ambos se parecen, de hecho. La barrica, el tiempo de fermentación, la uva… cuando todo está bien elegido y hay un buen tratamiento, el vino envejece bien y lo puedes tomar dentro de 20 años. Que las canciones envejezcan bien tiene que ver con el tratamiento que tú les hayas dado, pasa lo mismo que con el vino: por eso seguimos escuchando Thriller, los discos de Sting…


Confesadnos un sueño musical: ¿con quién os gustaría tocar?, ¿qué esperáis del futuro?

Nos vemos en Latinoamérica en un futuro cercano, tenemos muchísimas ganas de ir, de dar conciertos fuera de España. Es un país increíble y nosotros hemos tenido la suerte de recorrerlo y vamos a seguir recorriéndolo, pero queremos cantar nuestras canciones por todo el mundo. Viajar y ver cómo surgen nuevos temas es precioso. Y como sueño musical... ¡nos encantaría cantar y tocar con Depeche Mode! Es una salvajada cómo fusionan el rock and roll –porque son puro rock and roll– con la música electrónica más vanguardista de los ochenta.









enoturismo


gente del vino