Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Rutas de Rioja Alavesa. Historia y modernidad

  • Redacción
  • 2008-01-01 00:00:00

En pocas regiones como aquí se equilibran todos los atractivos de una escapada para aficionados o descubridores del mundo del vino: visitas a bodegas, enotecas y museos del vino, actividades culturales y deportivas, callejeando por pueblos medievales, o perdidos entre las viñas. El enoturismo está en auge, y fruto de este interés creciente nació la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, un original concepto cuyo principal objetivo es la integración de los recursos y servicios turísticos de una zona vitivinícola por excelencia, coordinar una amplia oferta de atractivos para el viajero, simples paseos por los bellos viñedos, en busca del pasado, de la prehistoria, o del deslumbrante colorido del paisaje; callejear por los empedrados sonoros de los pueblos más bellos de la comarca, disfrutar el alojamiento en los más encantadores establecimientos hoteleros y la posibilidad de deleitarse con una rica gastronomía tradicional. Los gestores de Ruta del vino han sabido mostrar esos encantos y darles valor también para sus protagonistas, de modo que merecieron el Premio Euskadi del pasado año, el más alto reconocimiento que concede el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno Vasco a aquella entidad o colectivo que se ha distinguido en su labor de promoción dentro del sector turístico de Euskadi. De la cepa a la copa La Rioja Alavesa es un inmenso viñedo salpicado de villas medievales, un mágico entorno de gran tradición cultural, gastronómica y natural, que tiende su manto y desde la ladera de los montes que protegen su geografía del ataque del Norte, la Sierra Cantabria, hasta la sonora ribera de los ríos que le dan nombre, clima y personalidad, el Oja y el gran Ebro. Gracias a esa orografía, esta pequeña región se vuelve amable. Goza de un microclima privilegiado para el cultivo de la vid, cualidad que ha convertido la región en un hito histórico dentro de la España vitivinícola. Actualmente, la comarca cuenta con 12.000 hectáreas de viñedos, y sus vinos, acogidos, protegidos y controlados por la Denominación de Origen Calificada Rioja, gozan de un merecido prestigio internacional. Su calidad se debe, en gran parte, al suelo arcilloso-calcáreo, a la ubicación de los viñedos y, sobre todo, al cuidado de sus gentes en conjugar el legado histórico de elaboración y las nuevas tecnologías, algo que se repite prácticamente en todas las bodegas, en todos los viticultores y, en definitiva, en todas las copas: el sabor tradicional, inconfundible, aderezado con la estudiada perfección de la investigación , la arquitectura, el etiquetado o las técnicas más vanguardistas. El tinto, como es bien sabido, es el trago más característico de la zona, y dentro de éste, las modalidades de vino joven, crianza, reserva y gran reserva, más una elaboración muy característica que es la maceración carbónica, con el resultado de un vino fresco, frutal, alegre y muy personal que bautizaron como vino de cosechero, ideal para acompañar un tapeo o unas patatas a la riojana, con ese choricillo un punto picante, o unas alubias acompañadas con la picardía de la guindilla. Paseo por la historia y la belleza La Ruta se demora, al gusto del paseante, por 15 municipios -Baños de Ebro, Cripán, Elciego, Elvillar, Labastida, Laguardia, Lanciego, Lapuebla de Labarca, Leza, Moreda de Álava, Navaridas, Oyón, Samaniego, Villabuena de Álava y Yécora- y 4 Juntas Administrativas -Barriobusto, Labraza, Páganos y Salinillas de Buradón- vinculados desde tiempo inmemorial a la cultura del vino, y que exhiben, conservado con criterio y amor, el encanto de las villas medievales levantadas entre viñedos, a la vez que atesoran un vasto patrimonio natural, arqueológico y artístico. Estas tierras estaban habitadas desde la prehistoria. Prueba de ello son los restos arqueológicos que asoman a cada paso. El poblado de la Hoya, por ejemplo, es uno de los yacimientos más importantes de la edad de bronce, su primer asentamiento data del siglo XV antes de Cristo. Los dólmenes -monumentos funerarios que empezaron a construirse hace unos 2.500 años AC- son otro vestigio impresionante de la rica historia de este territorio, piedras que invitan a la meditación. Turismo enológico Los reclamos del pasado y los atractivos del presente hacen que la Rioja Alavesa reciba más de 60.000 turistas al año, una cifra que los expertos en turismo creen que puede aumentar en los próximos años, con el consiguiente incremento de la demanda de actividades turísticas relacionadas con el mundo del vino. La viticultura es el eje temático, y el visitante lo percibe y lo disfruta así durante todas las etapas del viaje, desde el paisaje hasta las 40 bodegas que se integran ya en la Ruta del Vino y, por supuesto, en cada alto en el camino, en cada barra, en cada mesa, como un inagotable abanico de sensaciones abocadas al placer y a la inteligencia. En Rioja Alavesa, el turista puede degustar vinos tradicionales elaborados en cuevas medievales, como ese subterráneo en el centro de Laguardia que es la acogedora bodega El Fabulista, dedicada a Samaniego, el genio local, o vivir el vino desde dentro de la propia bodega con alojamiento en Palacio, Mayor de Migueloa, pero también sumergirse en copas sorprendentes, elaboradas en las instalaciones más vanguardistas del momento, verdaderos ejemplos de las denominadas “bodegas de arquitectura” como el hotel y balneario de vino de Marqués de Riscal, bajo las cintas multicolores de titanio, emblema de Frank Gehry; o la grandiosa y al mismo tiempo práctica y discreta obra de Azpiazu para Baigorri, que ha recibido el galardón «Best Of» del Turismo del Vino, o las inconfundibles ondas cuasiorgánicas de Ysios, que son la firma inconfundible de Calatrava, o los muros curvos de la reforma de Viña Real diseñada por el arquitecto francés Mazieres. Y quien pretenda viajar en grupo o le preocupe la incompatibilidad de la bebida y el volante sepa que todo está pensado y que la organización de Ruta del Vino de Rioja Alavesa cuenta entre sus asociados con un puñado de empresas tanto para proveer de vehículos de cualquier tamaño como de conductores para el coche propio. Una fórmula estupenda para recorrer con el ritmo propio y con guías conocedores hasta el último rincón, el más maravilloso ábside, la plazuela recóndita o la barra secreta. Hay que verlo para creerlo, para quererlo. Ruta del Vino Rioja Alavesa Tel: 945 29 70 04 www.rutadelvinoderiojaalavesa.com Oficinas de Turismo www.laguardia-alava.com. Tel. 945 600 845 www.labastida-bastida.org Tel. 945 331 818 www.elciego.com Tel. 945 606 166 Donde Comer Amelibia Tel. 945 62 12 07. Laguardia El Bodegón Tel. 945 60 07 93. Laguardia Medoc Alavés- Hotel Villa de Laguardia La Muralla Tel. 945 60 01 98. Laguardia Marixa Tel. 945 60 01 65. Laguardia Posada Mayor de Migueloa. 945 62 11 75. Laguardia Donde dormir Agroturismo: Areta Etxea (Salinillas de Buradón), Carpe Diem (Navaridas), Larretxori (Laguardia), Señorío de las Viñas (Laguardia) Hoteles: Castillo El Collado (Laguardia), Marixa (Laguardia), Pachiko (Laguardia), Palacio de Samaniego (Samaniego), Villa de Elciego, Villa de Laguardia, Don Cosme Palacio (Laguardia), Mayor de Migueloa (Laguardia) Visitas imprescindibles Centro Temático del Vino Villa Lucía Enotecas Laguito de Urialde, Mayor 8 (Labastida) Enoteca Arburi Plaza Mayor, 1 (Laguardia) Escudo mayor, Plaza Mayor 6 (Oyón) Vinoteca Landa Florida 8 (Labastida) Servicios de transporte Dejate llevar por Rioja Alavesa Tel 653 23 45 60 Gran Turismo (Coches y Chóferes) Tel. 609 41 95 99 Viajes Bidasoa Tel. 607 94 91 20

enoturismo


gente del vino