Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO

Marqués del Puerto, vino e historia

6J4N1I7Q8O1N3F5S1H7M1N5J5T3N4G.jpg
  • Redacción
  • 2019-02-28 00:00:00

E ste evocador titular nos lleva a un viaje fortuito por la Rioja Alta, una tierra de paisajes imposibles con un patrimonio cultural inmenso y el profundo aroma a vino impregnando cada recoveco. Nuestro destino aguarda en Fuenmayor, en el corazón de este territorio de intensas nieblas y viñedos bellísimos e inabarcables donde se siente la cercana presencia del Ebro y de los vientos de los Pirineos.
Al cerrar los ojos, se puede reconstruir sin esfuerzo el camino que lleva hasta esa puerta de hierro forjado con las iniciales M.P.: Marqués del Puerto. Un camino en el que tal vez luzca el sol (o quizá misteriosas brumas), y en el que seguro que olerá a tierra húmeda. Solo el canto de los pájaros romperá la quietud.
Y al cruzar el umbral, la singular arquitectura nos dará la pista de que estamos en un lugar especial: uno que cuenta historias de vino, pero también de personas; de aquel grupo de amigos que fundó la bodega en 1972 con la idea de crear un nuevo perfil de sabor en Rioja, profundamente conectado con la tierra y las tradiciones vitivinícolas españolas. El Marqués del Puerto, amigo de uno de los miembros del grupo, firmó un capítulo decisivo al poner su sello carmesí en la bodega.
La curiosidad es poderosa al intuir la historia que albergan sus paredes, y la copa de vino con la que se recibe a todos los visitantes permite adivinar con el primer trago el espíritu y el carácter de aquellos pioneros con un sueño común: levantar una bodega donde disfrutar y hacer disfrutar de grandes vinos.  
Buena parte de esa bodega es subterránea, y comunica los depósitos con las barricas a través del túnel de la historia, que se recorre con el sabor a fruta todavía en el paladar, y con infinidad de historias. Siempre historias.
En la actualidad, detrás de Marqués del Puerto se encuentra el Grupo Marie Brizard, una de las primeras mujeres emprendedoras de la historia. Y también es una mujer quien está detrás del alma de los vinos de la bodega. La enóloga Elsa Ubis es una verdadera apasionada del vino (uno de los pilares de su vida) y de la región: "Siempre hay algo fascinante con lo que trabajar aquí en Rioja". Ella crea los vinos, estudia las uvas y organiza las cosechas para capturar lo mejor que ofrece la zona, y su sensibilidad está presente en vinos que dejan huella, con notas que incluyen cacaos, especias y frutos maduros. Le encanta charlar con los viticultores, visitar y escuchar a las viñas, y suele decir que su deber es observar, probar y transformar lo que la naturaleza ofrece en el mejor vino posible.
El incitante viaje que nos ha traído aquí se puede hacer realidad a través de dos completas experiencias enoturísticas (Visita en compañía e Ilustración, amor y vino) que se pueden reservar en el teléfono 941 450 001 o en www.marquesdelpuerto.com.

enoturismo


gente del vino