Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

El comienzo de la próxima añada

7O9N4E9C5Q5L0N2P8N6Q7Q7T7E6C4B.jpg
  • Juan Esteban
  • 2020-11-04 00:00:00

Tras la vendimia, empiezan las labores para preparar el viñedo de cara al siguiente ciclo vegetativo.


Nombre de la parcela: La Loma
Edad del viñedo:
36 años, plantado por Tomás Esteban
Variedades:
Tinta Fina y Albillo
Tipo de suelo:
Franco-arenoso con afloramientos calizos
Conducción:
Vaso
Densidad de plantación:
2.100 plantas por hectárea
Altitud:
800 metros
Extensión:
4,60 hectáreas
Pluviometría desde final de vendimia 2019:
544 m2 (55 litros en octubre)
Temperatura máxima y mínima octubre:
21ºC y -3ºC


Después de la vendimia
Tras la vendimia, en Roa ya se han registrado cuatro o cinco heladas, lo que ha provocado que la hoja esté casi caída. Sin embargo, debido a las precipitaciones de finales de septiembre y primeros de octubre –unos 80 litros– y a que la vendimia fue temprana, las hojas han permanecido en la cepa más o menos un mes (Foto 1). Esto es muy importante para que las cepas se recuperen y también ayudará a formar los racimos del año que viene debido a la capacidad de retención de agua del subsuelo de las parcelas.


Laboreo del suelo y yesca

Precisamente, para aprovechar los recursos hídricos del otoño para el siguiente ciclo vegetativo, hemos estado pasando el cultivador sobre todo en las calles de la rodada de la vendimia, porque el suelo queda un poco más apelmazado. Antes de la prepoda también se marcan las cepas que tienen enfermedades de la madera, como la yesca (foto 2), para arrancar las que estén afectadas. Si hay posibilidad, se deja un tallo preparado para hacer un guiado, con el fin de enterrarlo y hacer un acodo el año que viene.


Sensaciones de La Loma

En 2020 hemos elaborado por separado el mosto de La Loma. Por un lado, hemos fermentado en un depósito de hormigón (foto 3) parte de la parcela por separado, para aprender más sobre su evolución y comportamiento. Por otro, hemos fermentado 5.500 Kg de Tinto Fino y 2.500 de Albillo (La Loma tiene aproximadamente 65% de uva tinta y 35% de blanca). Las primeras sensaciones nos revelan que son vinos austeros, rotundos, con concentración, mucha fruta y finura. Acidez moderada y pH bajo. Ahora estamos definiendo el tipo de crianza para cada parcela (foto 4).

enoturismo


gente del vino