Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, as铆 como los datos de la conexi贸n del usuario para identificarle. Estas cookies ser谩n utilizadas con la finalidad de gestionar el portal, recabar informaci贸n sobre la utilizaci贸n del mismo, mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus h谩bitos y el an谩lisis de tu navegaci贸n (por ejemplo, p谩ginas visitadas, consultas realizadas o links visitados).

Puedes configurar o rechazar la utilizaci贸n de cookies haciendo click en "Configuraci贸n e informaci贸n" o si deseas obtener informaci贸n detallada sobre c贸mo utilizamos las cookies, o conocer c贸mo deshabilitarlas.

Configuraci贸n e informaci贸n Ver Pol铆tica de Cookies

Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles informaci贸n comercial. No se ceder谩n datos a terceros salvo obligaci贸n legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, as铆 como ampliar informaci贸n sobre otros derechos y protecci贸n de datos aqu铆.

El vino de la Armada Invencible

7N3P8R2U2M6O4J3O9A5P9I4P5N2E8A.jpg
  • Laura L贸pez Altares
  • 2021-03-31 00:00:00

El viernes 29 de julio de 1588, envueltos en una sempiterna llovizna, los primeros barcos de la Gran Armada espa帽ola 鈥揵autizada con sorna por sus enemigos como Armada Invencible鈥 llegaron a las costas inglesas bajo el mando de Alonso P茅rez de Guzm谩n el Bueno, VII duque de Medina Sidonia, XII se帽or de Sanl煤car de Barrameda, X conde de Niebla y capit谩n general del Mar Oc茅ano y Costas de Andaluc铆a. Dos meses antes, el 30 de mayo, 130 buques de guerra y de transporte con 12.000 marineros y 19.000 soldados a bordo hab铆an zarpado desde Lisboa con rumbo a Flandes 鈥搇os tercios viejos de Alejandro Farnesio ten铆an reservado un importante papel en la empresa de Inglaterra鈥, pero un intenso temporal retras贸 la partida definitiva desde el puerto de A Coru帽a 鈥搇a primera parada que hab铆an programado para aprovisionarse鈥 hasta el 22 de julio.
La ambiciosa empresa que les hab铆a encomendado el rey Felipe II, la empresa de Inglaterra, no era otra que invadir el pa铆s por una causa que consideraba m谩s que justa: derrocar a la reina Isabel I, quien no solo apoyaba la rebeli贸n protestante de los Pa铆ses Bajos y alentaba los ataques de los corsarios ingleses (piratas al servicio de la Corona) contra intereses espa帽oles en el Atl谩ntico, sino que en febrero de 1587 tambi茅n hab铆a mandado ejecutar a Mar铆a Estuardo, su prima cat贸lica, que hab铆a reinado en Escocia y ten铆a aspiraciones al trono de Inglaterra (adem谩s, muchos cat贸licos la consideraban la leg铆tima reina). Esto precipit贸 los planes de Felipe II de invadir Inglaterra y poner en el trono a un cat贸lico, enmarcados en la guerra anglo-espa帽ola que se hab铆a iniciado en 1585 y no llegar铆a a su fin hasta 1604 mediante el Tratado de Londres, absolutamente favorable para Espa帽a.
Pero en la contienda entre la Espa帽a cat贸lica y la Inglaterra protestante hubo tambi茅n episodios adversos, y probablemente el m谩s doloroso para nuestro pa铆s fuese aquel ataque de la Armada Invencible truncado por la estrategia militar inglesa, pero sobre todo por el mal tiempo (de ah铆 la popular frase atribuida a Felipe II: "No mand茅 a mis naves a luchar contra los elementos"). Aunque incluso en medio del inevitable desastre, el vino concedi贸 una agridulce victoria a los espa帽oles el 9 de agosto de 1588, como narra San Felipe Celso Rey en su libro Beber, necesidad y placer: "Ese d铆a, el gale贸n San Felipe, uno de los cuatro mayores barcos de la Armada Espa帽ola, maltrecho y en retirada cerca de Newport, esperando una ayuda espa帽ola que no se pudo hacer efectiva, fue rodeado por barcos holandeses. Los soldados que lo abordaron se encontraron, entre otros elementos de valor, 48 ca帽ones de bronce y algunos barriles de vino de Ribadavia que fueron m谩s mort铆feros de lo que lo hab铆an sido las piezas de artiller铆a de las que el barco iba equipado, ya que los soldados, d谩ndose un respiro tras los trabajos para la captura, creyeron oportuno celebrarlo bebiendo el vino de aquellos barriles a煤n intactos. El San Felipe, con numerosas v铆as de agua debido a los ca帽onazos propinados por los barcos, dio un giro repentino hundi茅ndose en el mar y llev谩ndose consigo a los 300 alegres celebrantes".
Pero el de Ribeiro no fue el 煤nico vino que acompa帽贸 a la Grande y Felic铆sima Armada en su malograda misi贸n... Seg煤n consta en las instrucciones que dej贸 el capit谩n Alonso P茅rez de Guzm谩n a los maestres de naos, el vino ten铆a que repartirse de esta manera entre la gente de mar y guerra: "Del vino de Jerez, un tercio de azumbre por cada raci贸n, y lo mismo del de Lamego y Monz贸n y la Paxica y del Condado, y del vino de Cand铆a tan solamente un cuartillo, por ser m谩s recio que los dem谩s y puede suplir doble agua; advirtiendo que el vino que primero se ha de gastar ha de ser el de Condado y contornos de Lisboa, y sucesive Lamego y Monz贸n, y lo 煤ltimo Jerez y Cand铆a, porque son vinos que duran m谩s embarcados". Tambi茅n advierte de que las pipas o botas de vino del Condado y Lisboa que se perdieran por no haberse consumido en los primeros d铆as, no se abonar铆an y tendr铆an que ser pagadas al precio del Jerez. Aquel delicioso vino que tan bien resist铆a las largas traves铆as, adorado por marineros de ambos bandos, protagoniz贸 adem谩s otro sonado episodio b茅lico a finales de abril de 1587. 28 naves inglesas comandadas por el corsario ingl茅s Francis Drake atacaron la bah铆a de C谩diz, destruyendo una veintena de barcos de la armada de Andaluc铆a cargados de provisiones; despu茅s, se dirigieron al Algarve portugu茅s, desde donde apresaron "un sinn煤mero de nav铆os cargados con duelas y aros para la fabricaci贸n de pipas", seg煤n se explica la web de la Armada Invencible. Se dice que en aquel saqueo (un golpe t谩ctico para los espa帽oles), los ingleses se llevaron casi 3.000 botas de vino de Jerez como bot铆n de guerra, que vendieron en la p茅rfida Albi贸n, donde se puso de moda entre la Corte. La conquista de Felipe II nunca se complet贸, pero el Jerez sigue reinando en Inglaterra.


N谩ufragos
Muchas naves de la Gran Armada naufragaron en las tortuosas costas de Irlanda y Escocia durante el fat铆dico verano de 1588. Algunos supervivientes encontraron refugio en las tierras del norte, y la asociaci贸n Spanish Armada Ireland todav铆a los recuerda.  

enoturismo


gente del vino