Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, así como los datos de la conexión del usuario para identificarle. Estas cookies serán utilizadas con la finalidad de gestionar el portal, recabar información sobre la utilización del mismo, mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos y el análisis de tu navegación (por ejemplo, páginas visitadas, consultas realizadas o links visitados).

Puedes configurar o rechazar la utilización de cookies haciendo click en "Configuración e información" o si deseas obtener información detallada sobre cómo utilizamos las cookies, o conocer cómo deshabilitarlas.

Configuración e información Ver Política de Cookies

Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Formatos de vino alternativos

5E3N4C7R9S7R5L9S7L2O6R8L6M4G9O.jpg
  • Foto: monica di loxley / Unsplash
  • Laura López Altares
  • 2022-04-27 00:00:00

Aunque la majestad de la botella es incontestable, alternativas como el 'bag in box' y la lata ganan cada vez más adeptos que buscan disfrutar del vino de una forma cómoda, divertida y sostenible.


Los novelescos acontecimientos que acompañaron la fortuita invención de la botella de vino en el siglo XVII parecen escritos por un guionista de Hollywood; pero es que el uso de la lata, uno de los formatos de vino alternativos que más ha crecido esta década, fue impulsado directamente por uno de los mayores genios del séptimo arte: el mismísimo Francis Ford Coppola –director de la inolvidable saga El Padrino–, dueño de la californiana Francis Ford Coppola Winery.
Si escribiéramos el tráiler de la historia de la botella de vino –podéis encontrar la versión extendida en MiVino 228–, el protagonista sería el fascinante antihéroe inglés Kenelm Digby, cuyo padre fue ejecutado por formar parte de la Conspiración de la Pólvora, que siglos más tarde se convertiría en un símbolo revolucionario gracias a la novela gráfica V de Vendetta y a su versión cinematográfica –"Recuerden, recuerden, el 5 de noviembre. Conspiración, pólvora y traición"–. Digby fue filósofo, naturalista, cortesano, cocinero... ¡y hasta pirata! En 1642 lo encarcelaron por matar a un noble francés en un duelo y los fabricantes de vidrio londinenses aprovecharon para imitar sus resistentes botellas de vino e incluso para atribuirse su invención... hasta que en 1662 el Parlamento británico reconoció su autoría y le otorgó la patente de la botella de vino.
Desde entonces, ningún formato le ha hecho sombra, aunque en los últimos tiempos alternativas como el bag in box y la lata –como curiosidad, los soldados franceses ya bebían vino en lata en la Primera Guerra Mundial– están reivindicando con fuerza su espacio en el mercado. De hecho, según datos de la consultora Grand View Research, el mercado mundial de vino enlatado se valoró en 211,4 millones de dólares en 2020 y se espera que crezca un 13,2 % anual hasta llegar a 571,8 millones de dólares en 2028.
Desde la empresa especializada en el enlatado de vino Los Bucaneros nos explican que este innovador envase no sustituye al vino embotellado, sino que permite acceder a nuevos mercados aportando un enfoque distinto al consumo de vino. Thomas Seitz, del departamento de Marketing y Desarrollo de Negocio, afirma que en España hay un interés creciente por el vino en lata: "En la Barcelona Wine Week, muchas bodegas se pusieron en contacto con nosotros para saber más sobre nuestros servicios".
Bodegas Don Octavio (Cooperativa Vinícola de Villarrobledo), Ah-So Wines o Glass Canned Wines ya han apostado por el vino en lata, y denominaciones de origen como la D.O.P. La Mancha o la Arabako Txakolina han anunciado su intención de comercializar vino en lata con D.O., sumándose así a la D.O.P. Catalunya, que fue pionera en autorizar su venta.
Entre las ventajas de este formato, Los Bucaneros destacan la reducción de la huella de carbono gracias al uso del aluminio, que es muy ligero e infinitamente reciclable; la apertura de nuevos canales de distribución –festivales, máquinas expendedoras, chiringuitos de playa, cines, etc.–; la reducción de costes de producción y logística; o la conexión con un público más joven.
Sana Khouja, fundadora y CEO de la marca española Zeena, dio un importante impulso a este formato "para inconformistas" después de estudiar un máster en Estados Unidos: "Allí descubrí la revolución del vino en lata y vi clarísimo que era algo en lo que nos teníamos que aventurar para acercar el vino a momentos de consumo donde la botella no llega por su peso, por la necesidad de abridor y copas, porque tarda en enfriarse… Todas estas barreras al consumo que tiene el vino y que por ejemplo no tiene la cerveza".
A sus Zeena blanco, rosado y tinto, elaborados con garnachas de Terra Alta, se acaba de unir el espumoso Burbujitas, 100% Parellada. Orgánicos y veganos, responden a la tendencia a consumir productos sostenibles con menor graduación alcohólica: "Yo creo que los consumidores buscan experiencias, la sostenibilidad y la conveniencia están marcando el futuro. Aunque nos han criticado, nosotros no competimos con la botella de vino, ¡hacemos el mercado del vino más grande!", señala Khouja.
Álex Virgili, CEO de Democratic Wines, también defiende el uso de otros formatos alternativos que en realidad representan una vuelta al granel y a la tradición, pero con un giro punk. Desde el delicioso e irreverente proyecto Organic & Orgasmic abanderan el uso del bag in box y de pequeñas garrafas muy originales para vender vinos ecológicos y acercarse así a los consumidores más jóvenes: "El vino es para disfrutar. Nosotros queremos dar facilidades, nos preocupa que el mundo del vino esté cogiendo una deriva autodestructiva. Y consideramos que al final nuestra obra es que el vino sea un lubricante social". Vigila tus espaldas, querida botella.


Los pioneros
El enólogo australiano Tom Angove inventó el 'bag in box' –el sistema que envasa el vino en una bolsa cerrada dentro de una caja– en 1965. También en Australia se desarrolló el Vinsafe, la tecnología que permite que el vino mantenga sus propiedades en una lata.

enoturismo


gente del vino