Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Avelino Vegas. La familia y unos más

  • Redacción
  • 2005-05-01 00:00:00

Tempranillo de 50 años para Fuentespina, tres millones de botellas de Rueda, 3.000 barricas para fermentación y guarda, cuatro bodegas que conforman el grupo, cuatro D.O., más Vinos de Castilla y León. Y las cifras no son lo más importante. El timonel, el patriarca, la figura inolvidable de Avelino Vegas, se despidió hace poco, sin faltar un sólo día a su puesto de mando, a su relación con los visitantes, a su trato personal con los clientes, ilusionado y sorprendido como un niño, emocionado porque su vino estuviera en un restaurante de Finlandia, en una estantería de Cancún, o de que el ayuntamiento de Santiuste le dedicara una calle. Pero la familia, con la colaboración prematura de alguna nieta, sigue siendo una piña que acrecienta el imperio nacido de su esfuerzo y su visión, y extiende por el mundo la buena nueva. Que no es otra que una diversidad de vinos, perfeccionados vendimia tras vendimia, pero que no olvidan uno de los puntos fuertes de su oferta, la excelente relación calidad/precio que los sitúa como líderes en Rueda y entre los dos o tres primeros de Ribera del Duero. La enología más actual En la búsqueda de esa perfección trabajan al alimón José María Vegas, que junto a su padre ha recorrido el periplo de la empresa y ha asistido como partero al nacimiento de los primeros vinos de marca y calidad, y José Manuel Corrales, un activo manchego capaz de simultanear, fresco como una rosa, dos o tres vendimias en puntos distantes, en la Ribera del Duero, en Cigales y en Rueda. Porque esas tres patas son los puntales de la empresa que, siguiendo la fórmula de la vinicultura española se ha trasformado en un poderoso Grupo. Los benjamines nacieron en La Rioja y en Galicia. Se trata de dos zonas y dos bodegas bien diferentes, elegidas con vocación expansiva y con el mismo criterio de profunda calidad que animó a sus hermanas mayores. En Rioja, El Medievo, muy próxima a Logroño, nació en 2002 alimentada por 200 has. de viñedo de baja producción; y en Galicia, Aires de Arosa, con albariños perfumados que ponen a prueba la larga experiencia de la casa a la hora de elaborar blancos. La viña más vieja Ellos son los artífices, los artistas, pero lo que verdaderamente influye a la hora de elaborar es la materia prima, y esa, la uva, también ha ganado en experiencia. La privilegiada situación de la casa como pionera en Rueda les permite disponer de viña vieja para seleccionar a capricho.Y otro tanto ocurre en la Ribera del Duero, en Fuentespina, donde se asociaron con la cooperativa de la villa en 1994 y, aunque ahora son propietarios exclusivos, conservan como proveedores a los cien cooperativistas. Durante estos años, un estudio puntilloso, detallista, les permite conocer la antigüedad de cada parcela, algunas del año 1917, plantadas en pie franco, milagrosas islas prefiloxéricas. Esa documentación, junto con la exigencia de que se tratara exclusivamente de viñedos de Tempranillo, era la que impusieron hace cinco años para seleccionar la uva con la que se elabora el Pagos Viejos. Y eso se nota en la copa. Sobre la Verdejo de Rueda no hay duda, procede de viñedos de Santiuste, de su vecindario, que ya cuando Avelino empezó a elaborarla para mosto, hace más de medio siglo, y a embotellar vino en el 85, antes de nacer la D.O., se trataba de viñas viejas, salpicadas junto a los pinares, con raíces tan robustas que en los tórridos veranos de la zona, cuando no ha caído una gota, se ven verdes y frondosas, capaces de extraer cualquier resto de humedad de las profundidades de la tierra. El resto lo hace el ingenio visionario y una inversión técnica que no escatima medios. Así, por ejemplo, fueron los primeros en Rueda en macerar en frío para extraer los delicados aromas de la Verdejo, o en combinar gigantescos depósitos, climatizados para resistir incluso las nieves de este invierno, con microvinificaciones, o, por encima de las exigencias del Consejo regulador, cambiar anualmente el 20% de su parque de barricas que ya ha superado las 3.000. Y aún rescatan tiempo para los detalles. Fernando y Ana estudian minuciosamente la imagen, las botellas, la adecuación de las etiquetas para su Doña Beatriz, Valle de la Vega, Fuentespina, Ivin, Cerrosol, Arco Viejo, Corona de Castilla, Carpio... Estos son sus poderes, y sus satisfacciones. Bodegas avelino vegas C/ Real del Pino 36 40460 Santiuste (Segovia) Tel. 921 596 002 Fax: 921 596 035 Mail:AVEGAS@teleline.es www.avelinovegas.com

enoturismo


gente del vino