Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Cordero manchego con tintos

  • Redacción
  • 2003-02-01 00:00:00

Con una cocina tan suculenta y variada como lo es actualmente la manchega, donde no faltan los platos recios, ni finuras culinarias, destaca en su amplio recetario, y como materia prima de excepcionales características, el cordero, que cuenta con el reconocimiento de Denominación Específica como marchamo de su máxima calidad. La procedencia de la raza manchega se remonta a los primeros ovinos mediterráneos, que formaron la primera rama de la especie adaptada a países secos, de limitadas posibilidades forrajeras y fuertemente dependientes del clima estacional. Hoy por hoy se ha ido configurando una importante y tradicional zona ganadera, donde el ovino es la principal actividad, no sólo por sus carnes, sino por la leche, base de excelentes quesos, y la lana.
La carne del Cordero Manchego es de color rosa pálido, tierna y jugosa, que junto con su grasa aporta un bouquet singular a cualquier plato. Cordero asado al horno, a la brasa, cochifrito, en caldereta -plato genuino de los pastores-, en chuletitas, guisado... De una forma o de otra, seamos cuidadosos en la elección del vino de compañía, a poder ser tintos potentes y con expresión frutal. Una selección de vinos criados en barrica de diversas zonas vinícolas, que conjugan a la perfección con este manjar rico en grasa. Tintos plagados de aromas, con finas notas tostadas y rasgos afrutados. Sabrosos y carnosos en boca, con elegantes taninos, toques especiados y persistente final.
NUESTRA SELECCIÓN
Pagos Místicos 2001
S.A.T. 2563 Niño Jesús .
Excelente color, Delicado y bien diseñado con mucha frutosidad. Goloso, maduro con el grano fino y recuerdos minerales sugerentes.

Marboré 1999
Pirineos.
Corte modero que busca la personalidad, elegantes maderas y un paso de boca carnoso, bien estructurado y armónico. Largo.

Marqués de Cáceres Res. 1995
Unión Vitivinícola.
Buena añada que concentra más la fruta sin perder su buqué clásico con un paso de boca equilibrado, amplio y armonioso.

Irache Crianza 1998
Bodegas Irache.
Notable mejora con respecto a la añada anterior, marcado por los frutillos rojos, maderas aromáticas y un toque balsámico. Goloso, con estructura y de fácil paso.
Secreto Crianza 2000
Hijos de Antonio Barceló, S.A.
Buen diseño, sin perder su tipicidad, fruta madura, maderas discretas y un paso de boca suave, equilibrado con fondo aromático complejo (tabaco, cuero).

Selec. Peñón de Ifach Res. ’98
Enrique Mendoza.
Corte mediterráneo muy bien diseñado con fruta madura y notas minerales. Excelente compensación de acidez, unida a la carnosidad del conjunto. Impecable.

enoturismo


gente del vino