Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Guia de Los conventos de Europa

  • Redacción
  • 2005-10-01 00:00:00

Tras el hundimiento del Sacro Imperio Romano Germánico, los conventos eran los conservadores de la alta cultura, los lugares del conocimiento. También gracias a ellos, la vinicultura fue revitalizada y transmitida, ellos encontraron los mejores terruños y desarrollaron nuevas técnicas. Y además, las ganancias procedentes de la explotación de los viñedos permitieron la supervivencia de muchos conventos. Aún hoy, algunos conventos de Europa producen vino, aunque de hecho, no todos los «vinos de monasterio» proceden de comunidades de monjes todavía existentes como tales. Para éstas, la vinicultura aún hoy sigue siendo de una importancia vital. Por ello, pensamos que los vinos de monasterio merecen nuestra atención y nuestra valoración. Nuestros especialistas han seleccionado una serie de vinos de conventos recomendables por su calidad. Cataron Barbara Schroeder, Barbara Meier, Christian Eder, Rudolf Knoll, Thomas Vaterlaus, Bartolomé Sánchez y Javier Pulido. Los monjes cistercienses y benedictinos han desempeñado un papel decisivo en el desarrollo de la vinicultura española. Pero apenas quedan conventos que embotellen su propio vino. Las uvas que crecen alrededor del conocido convento cisterciense de Poblet (Cataluña) las vinifica Miguel Torres para hacer el Grans Muralles. Las Bodegas Cillar de Silos (Ribera del Duero), que antiguamente suministraban a la célebre abadía benedictina de Silos, hoy es una bodega independiente y de éxito. El Monasterio de la Oliva en Navarra, por el contrario, es un auténtico convento que produce vino. Los monjes siguen cultivando 17 hectáreas de cepas Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Garnacha. El responsable de la vinificación es el hermano Jesús M. Hernández. 14 Monasterio de la Oliva Monasterio de Oliva Vino de Misa Color ojo de perdiz. Curiosos aromas de maceración carbónica, sandía, violetas e incluso perfume lácteo. Dulzor moderado, frutal y leve sequedad del alcohol. 2005 a 2007. 14,5 Hospital de Sant Joan Baptista Malvasía de Sitges Concentrada nariz de mandarinas, hierbas aromáticas y miel, con ciertos rasgos que nos recuerdan a las malvasías canarias aunque menos glicérico. En boca se aprecia frescura, golosidad moderada y buena persistencia final. 2005 a 2010. 15 Manuel Moneva Almonavar vino de consagrar 1975 Tonalidades yodadas, notas de miel, orejones y dulce de membrillo con un deje asoleado. A pesar de parecer más concentrado en nariz, su boca es fresca, gracias al punto de volátil bien llevado que equilibra el conjunto. 2005 a 2008. 15 Monasterio de la Oliva Tinto Crianza 2003 Cuvée de Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon. Espléndida aromática en nariz con notas de frutillos rojos, ciruelas, hierbas aromáticas y especias. Recuerdo especiado de roble y panceta ahumada. En el paladar, suave y equilibrado. Un vino alegre de longitud media. 2005 a 2007. 15,5 Abadía de Poblet Abadía de Poblet 2001 Pinot que mantiene el tipo y sujeta sus colores, buena gama animal y mineral, con buenas maderas. Maduración precavida que casi exalta las pirazinas. Muy conseguido. Boca suave, con buena formación para la elegancia. 2005 a 2009. 15,5 Románicas del Monasterio de S. Pedro de Cardeña Valdevegón Aromas de vino clásico, al estilo de los riojas, con recuerdos de fruta pasa y maderas usadas en armonía. Sedoso, con frutosidad y buena acidez, deja un delicioso buqué. 2005 a 2009. 16 Cellers Scala Dei Cartoixa Rva. 2001 Varietales bien conjuntados (Cabernet-Syrah) de grata maduración y maderas francesas bien trabajadas que no distorsionan. Guarda cierta identidad del terruño. Carnoso, buen balance de los cuatro sabores y taninos fundentes. 2005 a 2009. 17 Abadía Retuerta Pago Negralada 2002 Uno de los grandes años que solo se consigue en la viña. Equilibrio entre fruta y acidez magnífica. Tiene el perfil moderno, donde abundan las frutas en sazón y las barricas nuevas pero con el añadido de su terruño, arcillas y rasgos minerales que unifican el conjunto. Su paso de boca es prodigioso. 2005 a 2014. 17,5 Miguel Torres Grans Muralles 1998 Su color parece congelado, muy vivo. Goza de esa reducción que aumenta la inquietud. Toca casi todas las series aromáticas. Con vocación de elegancia, en boca destaca por su prudencia, fruta aterciopelada y tanino discreto que asoma a mitad de recorrido anunciando una larga y venturosa vida. 2005 a 2015. El legendario monasterio de Kykkos en las montañas de Troodos está considerado el centro espiritual y cultural del mundo ortodoxo. Fundada en el siglo XI por el monje ermitaño Isaías, la abadía poseía antiguamente tierras en Rusia y Asia Menor. El legendario fundador del Estado de Chipre, el arzobispo Makarios III (1913-1977) recibió allí su formación teológica y encontró allí su última morada. El convento también produce vino, además de infusiones de hierbas y licores de frutas. Son muy conocidos los vinos de postre de las variedades Xynisteri y Mavro. El famoso Commandaria se elabora y vinifica siguiendo estrictas regulaciones estatales. 16 Kykkos Monastery Kyprion Nama 10 Years old Intenso marrón ámbar. En nariz, primero contenido, luego aromas de pastas, té y piel de naranja. Vigoroso en el paladar, con un buen equilibrio entre el abocado y la acidez. Resulta robusto, muestra carácter. 2005 a 2010. 16 Kykkos Monastery Kyprion Nama 20 Years old Se dice que este vino estuvo dormido en un rincón olvidado de la bodega del monasterio. Hace tan sólo tres años fue descubierto y embotellado. En la nariz, primero resulta algo empañado. Tras airearlo, aparecen aromas de caramelo, pastas, té y hojas de rosa. En el paladar, muy concentrado y dulce. Ligeras notas amargas en el final. 2005 a 2008. 17 Kykkos Monastery Commandaria St. Anastasia El Commandaria es el legendario vino de postre chipriota, hecho con la variedad blanca Xynisteri y la tinta Mavro. Las uvas se dejan secar al sol, luego se fermentan lentamente y finalmente se añade brandy hasta que alcance un 15 por ciento de volumen de alcohol. Después, el vino madura en barricas de madera de modo similar al sistema de solera en Jerez. El Commandaria St. Anastasia se muestra intensamente marrón caoba. Espectro de aromas enormemente claro y amplio, con notas de uvas pasas, nueces, caramelo, naranjas confitadas y chocolate. En el paladar, francamente denso, dulce y equilibrado. Fresco en el final. Un magnífico vino de postre. 2005 a 2020. Tampoco en Alemania todo lo que se llama así es convento: el célebre monasterio vinicultor de Eberbach en Rheingau hace mucho que no es propiedad de la Iglesia sino del land Hesse. A unos pocos kilómetros de distancia, en cambio, muy por encima de Rüdesheim, hace más de cien años que las propias monjas de la abadía de la Orden benedictina de St. Hildegard, con formación en enología, cultivan algunas hectáreas de viñedos y producen vinos notables. Para la Iglesia protestante en Hesse y Nassau, la vinicultura tiene cierta importancia. Desde que las superficies de viñas se arrendaron a la familia de vinicultores Manz, vuelve a expresarse todo el potencial de los viñedos superiores del Rin. 15 Evangelische Kirche in Hessen und Nassau Grüner Silvaner 2004 Qualitätswein trocken Rheinhessen El vino es aromático como un prado recién cortado, y un poco de pimienta; en el paladar es jugoso, agradablemente delgado y maravillosamente crujiente. El factor deleite aún se potencia más al leer la etiqueta del precio: 3,90 euros. 2005 a 2007. 15 Klosterweingut St. Hildegard Riesling Spätlese 2004 Hildegardis Scivias Rheingau Melocotón y pomelo en el aroma, indicando puro Riesling. En el paladar es jugoso, de fruta marcada y mucho corazón. Es un Spätlese clásico y suave, que aún posee el carbónico de la juventud y buena capacidad de guarda. Este vino es el mejor elemento de una serie de tres muy lograda, que se creó el año pasado para conmemorar el 100º aniversario de existencia del convento. 2005 a 2012. 15 Klosterweingut St. Hildegard Riesling Classic 2004 Rheingau Cítricos y algo de mango en el aroma; es un vino articulado delicadamente, con fruta picante, al que le gusta jugar. Es un placer beberlo y se puede considerar un prototipo de la aún joven categoría alemana “Classic”, con demasiada frecuencia mal entendida por los productores. 2005 a 2009. 15,5 Evangelische Kirche in Hessen und Nassau Riesling Spätlese trocken 2004 Oppenheimer Herrenberg Rheinhessen Hierbas aromáticas y un agradable deje mineral en el aroma; es un vino complejo y especiado, con facetas sofisticadas, delgado, de nervio fino. 2005 a 2009. 15,5 Evangelische Kirche in Hessen und Nassau Riesling Spätlese halbtrocken 2004 Dienheimer Kreuz Rheinhessen Pomelo y mango en la nariz; vino jugoso con fruta picante, juguetón, espléndido equilibrio entre el azúcar residual y la acidez. Crea ambiente y, si se empleara como vino de misa, convertiría la liturgia en un acontecimiento. 2005 a 2010. 15,5 Evangelische Kirche in Hessen und Nassau Gewürztraminer Spätlese trocken 2004 Guntersblumer Steig-Terrasse Rheinhessen Delicados aromas de hojas de rosa; delgado, seductoramente jugoso, al mismo tiempo seco y picante, juvenil y temperamental. Sólo es modesto en el precio (5,20 euros). 2005 a 2009. El “dedo” oriental de la península de Calcídica (en griego Chalkidiké), en el norte de Grecia, es Athos, la república de los monjes. La vinicultura tiene una larga tradición en esta isla prohibida a las mujeres (ver pág. 31). Desde los años 70, profesionales de la bodega vinícola Tsantali en Agios Pavlos trabajan allí en cooperación con los monjes para producir los vinos de Athos. 15,5 Metochi Chromitsa – Tsantali, Athos Limnio/Cabernet Sauvignon Vino de la tierra 2000 Agradable aroma de guinda y frutillos oscuros; taninos blandos, muy equilibrados, es especiado y temperamental. 2005 a 2010. 15,5 Metochi Chromitsa – Tsantali, Athos Mount Athos Agioritikos Vino de la tierra 2001 Cuvée hecha con Limnio y Cabernet; agradables aromas de almendras y hierbas aromáticas; especiado, terso y aún juvenil; con el rescoldo del Sur y mucho temperamento. 2005 a 2012. 16 Metochi Chromitsa Tsantali, Athos 2003 Seductores elementos en la aromática, té, hierbas, clavo, nueces, son muy prometedores y cumplen: en boca el vino es especiado, vigoroso, tiene mucha fuerza, pero también facetas elegantes. Largo en el paladar. Un griego blanco que impresiona. Afinado equilibrio entre las variedades griegas Assirtiko y Athiri con Chardonnay, un tercio de cada una. Fermentadas juntas en barrica. 2005 a 2008. La Iglesia en Austria es activa incluso fuera de las regiones vinícolas clásicas. En Kremsmünster, cerca de Linz en la Alta Austria, el monasterio del lugar elabora vinos de sus propiedades en la región de Wachau, el valle de Kremstal y el Mittelburgenland, bajo la dirección del padre Kilian Seiringer. Tradicionales son las bodegas del monasterio Chorherrenstift Klosterneuburg (ver reportaje en pág. 28), la finca vinícola del obispado en Seggau (Estiria), la bodega conventual de los Hermanos de la Caridad en la capital del Burgenland, Eisenstadt, y el castillo de Gobelsburg en Kamptal, que pertenece al monasterio cisterciense de Zwettl y, desde que lo arrendaron Michael Moosbrugger y Willi Bründelmayer en el año 1996, juega en la primera liga austriaca. 15 Klosterkeller der Barmherzigen Brüder Cuvée 2002 Neusiedlersee- Hügelland Burgenland Buena combinación de Cabernet Sauvignon y Blaufränkisch (al 50 por ciento). Aromas de frutillos, hierbas aromáticas y cuero; en el paladar, especiado, nervio juvenil, vigor, sólo resulta un tanto poco desarrollado. La Cabernet domina el sabor. 2006 a 2012. 15 Weinkellerei Stift Kremsmünster Riesling Qualitätswein Steiner Hund 2003 Kremstal Niederösterreich Aromas de frutas con hueso; un vino brillante con notas elegantes y un encanto maduro. En cuanto a la acidez, resulta algo blando para ser un Riesling, pero este es un problema característico de esta añada. Procede de las comarcas de Krems-Stein. 2005 a 2010. 15,5 Weinkellerei Stift Kremsmünster Cuvée Agapitus Kiliani Selektion 2003 Mittelburgenland Vino de los campos de Deutschkreuz, que se compone nada menos que de cinco variedades: Blaufränkisch, Zweigelt, Cabernet Sauvignon, Blauburger y Merlot. Pero forma una buena unidad con aromas de frutillos, éter y rosas. En boca una buena y jugosa materialidad, mucho corazón, especiado, pero aún algo inquieto, a pesar de ser robusto. Hay que dejarle tiempo. 2006 a 2012. 15,5 Schloss Seggau Morillon Kittenberg 2004 Südsteiermark En la bodega de la finca del obispado trabaja la joven Dagmar Maier, titulada por la Escuela Profesional de Silberberg, que también colabora con la célebre finca vinícola de Polz. Almendras y avellanas al unísono en el aroma; el vino es suave sobre la lengua, delicado, acariciador y agradablemente especiado. 2005 a 2009. 15,5 Weingut Stift Klosterneuburg St. Laurent Barrique Domäne Stiftsbreite 2002 Thermenregion Niederösterreich Aromas de hierbas y almendras hacen cosquillas en la nariz; en el paladar, el vino es especiado, denso, complejo y agradablemente jugoso. Sobre su esqueleto estable hay mucha carne. 2005 a 2010. 15,5 Weingut Stift Klosterneuburg St. Laurent Ausstich Stiftsbreite 2003 Thermenregion Niederösterreich Profundamente oscuro; frutalidad de frutillos en la aromática; jugoso, especiado delicado y fino, pero los taninos ya están bien madurados, buena densidad. 2005 a 2010. 15,5 Weingut Stift Klosterneuburg Chorus Domäne Stiftsbreite 2003 Niederösterreich Cuvée de distintas variedades que hace las funciones de estrella del convento. Hierbas aromáticas, nueces y algo de chocolate amargo en el aroma; es un vino carnoso, denso y especiado, que de momento aún resulta algo verde, pero evolucionará favorablemente con una maduración ulterior. En el final, muestra mucha permanencia y fuego. 2006 a 2012. 15,5 Weingut Stift Klosterneuburg Chorus Domäne Stiftsbreite 2002 Thermenregion Niederösterreich Aromas picantes a frutillos del bosque, algo de guinda; un vino especiado y complejo, con mucho fuego; taninos maduros pero aún juveniles, tiene capacidad de guarda. 2006 a 2012. 15,5 Schloss Gobelsburg Rheinriesling Vom Urgestein 2004 Kamptal Niederösterreich Vino joven que ya en el aroma se presenta hechizante. Delicado buqué de albaricoque, mineral; jugoso, con nervio, fina fruta picante, juguetón, mucha materialidad. Es un vino que realmente levanta el ánimo. 2006 a 2012. 16 Schloss Seggau Sauvignon blanc Kitzeck 2004 Südsteiermark Aromática tremendamente prometedora, delicado aroma a grosella espinosa; en boca elegante, especiado, suave; un noble Sauvignon de categoría internacional. 2005 a 2010. 16 Schloss Seggau Traminer Grottenhofen 2004 Südsteiermark Delicado aroma de rosas, un vino que ¡podría sustituir tranquilamente a un ramo de rosas! Elegante y con brillo, finas notas de chocolate blanco, especiado, largo. Por siete euros en la bodega casi es un regalo. 2005 a 2010. 16 Schloss Gobelsburg Pinot noir 2002 Kamptal Niederösterreich Casis característico, prometedor; vigoroso, especiado, nervio aún juvenil, pero ya es un gran placer beberlo; un vino con mucho rescoldo, que pone claramente de manifiesto el potencial tinto del valle de Kamptal. 2005 a 2012. 16,5 Schloss Gobelsburg Sekt brut Kamptal Niederösterreich El espumoso (sin añada) es el orgullo de la finca de este castillo. Sobre todo Grüner Veltliner, mezclado con Pinot noir y Riesling, que forman una unidad maravillosamente burbujeante. Sólo se utiliza la primera prensada y se aplica calculadamente la reducción biológica de los ácidos para el vino base. El resultado es un espumoso de color dorado, con aromas de nueces y hierbas aromáticas, que asalta al sibarita con un emocionante especiado, posee un juego de ácidos con casta y presenta una longitud fulminante. Es de lo mejor que se puede conseguir en Austria, en lo que respecta a los espumosos. Y todo esto por tan sólo 14 euros en la finca. 2005 a 2008. 17 Weingut Stift Klosterneuburg St. Laurent Domäne Reserve Stiftsbreite 2000 Thermenregion Niederösterreich El año 2000 fue un gran año para los tintos en Austria. Aquí, con el St. Laurent, se ha logrado un magnífico ejemplo. Frutillos finos y vainilla en el aroma; tremendamente denso, aún juvenilmente terso, pero delicadamente tejido, elementos sedosos. 2005 a 2012. 17 Schloss Gobelsburg Grüner Veltliner Ried Lamm 2003 Kamptal Niederösterreich El Veltliner del viñedo de Lamm nunca es un peso ligero, sino siempre un vino con un hermoso juego de músculos, pero cuya fuerza no es excesivamente rebosante. En el aroma, suave perfume de almendras, algo de mejorana, pimienta; en el paladar, brillante, elegante, complejo, con algo de abocado del extracto. 2005 a 2018. 17 Schloss Gobelsburg Riesling Heiligenstein 2003 Kamptal Niederösterreich Vuelve a ponerse claramente de manifiesto que Heiligenstein es uno de los mejores viñedos para Riesling. En el aroma, fino albaricoque picante; brillo delicado, es un vino elegante y rico en facetas, muy equilibrado. La añada seca, en este caso, no ha conducido al dominio del alcohol. 2005 a 2015. Cerca de Spielfeld, junto a la frontera estiria, en lo que fue la Baja Estiria, hace ya más de diez años que los benedictinos de Admont han hecho revivir la tradición de la vinicultura. Su objetivo es que los vinos de Maribor, Ljutomer-Ormoz y Radgona-Kapela recuperen su antigua fama. Desde la cosecha de 2002 Erich Krutzler, oriundo del sur del Burgenland, es allí el director y “chica para todo” de las 25 hectáreas de cepas y la bodega del castillo de Jaringhof. Merece nuestra atención lo que consigue llevar a cabo en circunstancias difíciles. 15,5 Dveri Pax Intrantibus, Jarenina Sivi Pinot trocken 2003 Un fino Grauburgunder esloveno con la designación de variedad propia del país. Aromas de hierbas aromáticas, nueces y almendras; brillo delicado con notas de vainilla, elegante, suave. 2005 a 2008. 15,5 Dveri Pax Intrantibus, Jarenina Sivi Pinot 2004 Un vino capital, ancho de hombros, hecho con Grauburgunder (Sivi Pinot); hierbas aromáticas y almendras en la nariz; complejo, con materialidad, fogoso, un deje de abocado de frutas; el alcohol (14 grados) está bien empaquetado. 2005 a 2010. 16 Dveri Pax Intrantibus, Jarenina Eisenthür 2004 Nueces y pimienta en el aroma, es un vino que verdaderamente asalta a quien lo cata; fruta fina y delicada, especias complejas, un deleite de alto nivel, hecho con una mezcla de Grauburgunder y Furmint (también llamada Sipon). “Eisenthür” es una antigua denominación recuperada para un viñedo concreto, muy valioso, situado cerca de Jeruzalem/ Ljuomer. A pesar de todo, a seis euros en la finca del convento, este vino es sorprendentemente asequible. 2005 a 2010. 17 Dveri Pax Intrantibus, Jarenina Renski Rizling 2002 Uno de los primeros vinos de Erich Krutzler que evidencia el potencial dulce noble de la región: magnífico aroma de melocotón, como un Riesling del norte de Alemania; fino y opulento a la vez en el paladar; acariciador, rico en facetas, noble. En cuanto a su valoración, responde a un excelente Beerenauslese. 2005 a 2015. En el noroeste de la región de Transdanubio, cerca de la ciudad de Gyõr, se halla la abadía de Pannonhalma. Allí se inició la vinicultura ya en el año 996. Después de la Segunda Guerra Mundial, durante mucho tiempo no sucedió nada. Pero hace algunos años, los monjes se atrevieron a empezar de nuevo, apoyados por el Banco de Comercio Exterior de Hungría. Hay plantadas 50 hectáreas alrededor de un edificio de bodega nuevo. El recientemente fallecido Tibor Gál estuvo muy involucrado en la planificación. Además, le dio muchos buenos consejos para la vinificación al bodeguero de gran talento Zsolt Liptai. 15 Pannonhalma Apátsági Pincészet Cuvée Tricollis 2003 Pannonhalma Sokoróalja Welschriesling, Rheinriesling y Traminer fundidos en un vino vigoroso, agradablemente rectilíneo. En el aroma, hierbas aromáticas y menta; lleno, jugoso, equilibrado, buen juego de ácidos. El precio es un milagro (alrededor de dos euros), merece hacer un viaje al otro lado de la frontera de Austria y Hungría (dos horas en coche desde Viena). 2005 a 2008. 15,5 Pannonhalma Apátsági Pincészet Traminer 2004 Pannonhalma Sokoróalja Característico aroma de rosas, claro y picante; brillo delicado, notas elegantes, fino especiado y no poco nervio. Un vino imponente con perfil y algo de temperamento oculto. El precio en el monasterio, sólo tres euros. 2005 a 2010. 15,5 Pannonhalma Apátsági Pincészet Rheinriesling 2004 Pannonhalma Sokoróalja Un sorprendente Riesling húngaro que recuerda a los vinos del Mosela. Característicos aromas cítricos picantes; delgado, juguetón, con mucho corazón y delicado abocado de fruta. Lo catamos en una muestra de barrica, ahora ya está embotellado. Como todos los vinos de Pannonhalma, todavía es muy asequible (3,50 euros). 2005 a 2008. Les presentamos la producción de tres monasterios que cultivan vino y se encuentran cualitativamente entre los mejores italianos. La bodega del convento de Neustift, en una de las regiones vinícolas más septentrionales de Italia, junto a Brixen en el valle de Eisacktal, es propiedad de los Augustiner-Chorherren. El punto fuerte de estos monjes, condicionado por su ubicación, son los vinos blancos. Pero allí también reservan vinos tintos de la línea superior Praepositus procedentes de otros terrenos de los Chorherren en el sur del Tirol. La línea superior del convento de Muri-Gries en Bolzano, sur del Tirol, se llama Abtei, que significa abadía. Con su bodeguero Christian Werth, los benedictinos se han labrado una excelente fama como productores de un magnífico Lagrein en medio de la ciudad. Pero las especialidades como el Rosenmuskateller están prácticamente a la misma altura. Badia a Passignano es un convento vallombrosano en medio de la región de Chianti Classico. Pero los monjes no vinifican ellos mismos. Antinori es quien cultiva los viñedos que rodean el convento y hace con sus uvas un Chianti-Classico-Riserva muy lleno. 15 Stiftskellerei Neustift Praepositus Kerner 2003 Amarillo pajizo claro; frescas notas de pimienta, finos aromas herbáceos; de tipo fresco con acidez angulosa y un final sobre almendras amargas. Una especialidad de uva del Eisacktal. 2005 a 2006. 15 Stiftskellerei Neustift Praepositus Sylvaner 2003 Aromática discreta, finas notas herbáceas; en boca es compacto, posee acidez con casta y termina refrescante sobre notas de melocotón y manzanas verdes. 2005 a 2006. 15 Stiftskellerei Neustift Praepositus Pinot nero Riserva 2002 Brillante rojo cereza; buena aromática de frutillos rojos; en el paladar, bien estructurado y equilibrado, acidez perceptible, con un hermoso final de frutas. Aún debe madurar, entonces obtendrá un punto más. 2006 a 2008. 15 Stiftskellerei Neustift Praepositus Lagrein Riserva 2002 Notas de frutillos oscuros, ligeras notas herbáceas; anguloso en boca, acidez perceptible, tras la cual aparecen los frutillos oscuros, aún resulta algo inmaduro: una víctima de su añada. Con la maduración resultará más agradable. 2006 a 2008. 15,5 Stiftskellerei Neustift Praepositus Gewürztraminer 2003 Brillante amarillo oro; notas de miel y albaricoque; en el paladar, finas notas de almendras amargas, en el final aromas de frutas exóticas. Resulta equilibrado. 2005 a 2007. 15,5 Klosterkellerei Muri – Gries Abtei – Südtirol Weiss 2003 Hermosas notas de almendras seducen junto a los aromas herbáceos; el principio es sabroso y frutal, fresco final de manzana. Delicado. 2005 a 2006. 15,5 Klosterkellerei Muri – Gries Abtei Blauburgunder Riserva 2002 Nariz discreta, notas de frutillos rojos; en el paladar, taninos robustos, ácidos despiertos, termina sobre aromas de cereza y finas notas amargas, aún puede madurar. 2006 a 2009. 16,5 Stiftskellerei Neustift Praepositus weiss 2003 Brillante amarillo paja; marcado por las notas de madera nueva y sabrosos aromas de frutas exóticas; mucho brillo transportado por una acidez crujiente, termina en un seductor final frutal sobre notas de kiwi y melocotón. 2006 a 2009. 16,5 Klosterkellerei Muri – Gries Abtei Rosenmuskateller 2002 Brillante color de rosa; fina aromática de rosas, notas de ciruela; en el paladar, abocado y finos matices amargos, ambos elementos en armonía, en el final notas de enebro y miel. Sabroso. 2005 a 2009. 17 Klosterkellerei Muri – Gries Abtei Lagrein Riserva 2001 Color púrpura; fina aromática de frutillos, especiado sabroso; el principio vigoroso y lleno, consistencia sabrosa, lleno, agradablemente seco, un final largo y fogoso sobre notas de sabrosos frutillos del bosque. Tiene potencial de guarda. 2008 a 2012. 17 Antinori Badia a Passignano Riserva 2001 Fina nariz especiada, aún muy marcada por la madera, notas de cerezas negras; en el paladar, muy sabroso y aterciopelado, taninos pulidos; aromas de ciruelas maduras y finas especias en el final. Un vino seductor. 2006 a 2010. Muchos conventos franceses se aseguran algunos pequeños ingresos con la venta de artículos de artesanía, licores, jarabes y otros productos agrícolas. Pero sólo media docena sigue comercializando vino en la actualidad. Todos ellos están situados en las regiones vinícolas de Francia. La abadía de Lérins es la mejor bodega de monasterio de Francia. Se dice que, en la Baja Edad Media, la ermita de san Honorato en la pequeña isla frente a Cannes albergaba hasta 3.700 monjes. Hoy por hoy, una pequeña comunidad de monjes del Císter continúa la tradición monacal que data de hace dieciséis siglos. En sus siete hectáreas de viñedos vinifican una impresionante cuvée tinta de Syrah, Mourvèdre y Carignan, y un blanco clásico de Clairette y Chardonnay. El director de la finca es el hermano Marie-Pâques. El convento de Nôtre Dame de Gaussan se halla en Corbières (Languedoc-Rousillon). Desde 1994, una pequeña comunidad de 25 monjes benedictinos se gana el pan nuestro de cada día con los productos de las ocho hectáreas de viñedos, que explotan siguiendo las directrices del cultivo biológico. Nôtre Dame des Neiges es una comunidad de trapenses en Ardèche. Es la única abadía de Francia que comercializa vinos de misa blancos secos y dulces. Al mismo tiempo, los Hermanos de la Caridad vinifican uva de 180 hectáreas de cepas, suministrada por unos 25 viticultores no confesionales. La elaboración de los vinos se lleva a cabo en las bodegas del convento, a 1.100 metros sobre el nivel del mar. Bajo la marca Éclat des Neiges hacen Vin de Pays d’Oc, unos vinos frutales y sin complicaciones. 15 Monastère Notre Dame de Gaussan Corbières 2003 Anualmente se producen entre 27.000 y 30.000 botellas de este auténtico Corbières, vigoroso y anguloso. Gusta por sus autóctonos aromas especiados y su estilo lleno, aunque el final duro y algo seco resulta un tanto molesto. No se puede decir que el caluroso verano haya pasado por este vino sin dejar rastro. Un producto muy original al asequible precio de cinco euros en la finca. 2005 a 2006. 15 Notre Dame des Neiges Eclat des Neiges/Merlot 2003 Vin de Pays d’Oc Esta cuvée de Merlot, con sus 150.000 botellas, supone la parte más importante de la producción. No debería servirse demasiado caliente, para poder disfrutar de su frutalidad sin ser aturdidos por el abocado y el alcohol. El tanino es algo rústico, pero el conjunto tiene buenas hechuras; para acompañar platos del día fuertes. 2005 a 2008. 15 Abbaye de Lérins Cuvée Saint Pierre 2003 Vin de Pays des Alpes Maritimes Más bien discreto en su aromática, notas minerales y de ciruelas amarillas muy maduras; lleno, frutal, cierta aspereza en el final semilargo y una acidez relativamente profunda: francamente notable, a la vista del año de calor, no precisamente adecuado para los vinos blancos. La añada siguiente seguro que recibirá una nota más alta... 2005 a 2006. 16,5 Abbaye de Lérins Cuvée Saint Honorat 2003 Vin de Pays des Alpes Maritimes Increíble nariz, especias, frutillos rojos, componentes minerales, madera nueva, ¡un buqué con auténtica clase! En boca mucha plenitud de confitura, pero también bastante frescor, un final sabroso y jugoso; con personalidad propia y, al mismo tiempo, con hechuras francamente modernas, elegante línea y profundidad: ¡excelente! 2006 a 2010. El monasterio de Einsiedeln en el cantón de Schwyz y el convento de Fahr en Unterengstringen son los únicos monasterios habitados de Suiza que han mantenido la secular tradición de la vinicultura. Ya en el año 1562, el convento benedictino de Einsiedeln adquirió los viñedos de Freienbach en el lago de Zurich, fundamentando así la buena fama del vino “Leutschner” (nombre del viñedo). La paleta de vinos que el hermano Eduard Fuchs, bodeguero jefe, ha elaborado con uva de aproximadamente ocho hectáreas de viñedos puede dejarse ver: desde el espumoso y el vino blanco, hasta el rosado y el tinto, todos los estilos están presentes, completados por vinos de postre y de hierbas aromáticas, aguardientes y licores. Las uvas se vinifican y elaboran en la bodega del convento (de clausura, y por ello no accesible al público). El convento de Fahr, habitado por monjas benedictinas, comparte con la abadía de Einsiedeln la tradición de la vinicultura con elaboración propia y está bajo los auspicios del mismo abad, el prelado P. Hilarius Estermann. La viticultura en el valle de Limmattal se menciona ya en documentos de principios del siglo XII. Actualmente, la superficie de viñedos del convento de Fahr alcanza las cuatro hectáreas. En el edificio de bodega, construido en 1740, el bodeguero jefe Roland Steinmann hace magia con cinco variedades de cepa, con las que elabora nada menos que doce vinos distintos. 15 Kloster Fahr Weininger Riesling x Sylvaner 2004 Un Riesling x Sylvaner típico, con una aromática compleja y juguetona, y hechuras suaves y bien equilibradas. 2005 a 2006. 15 Kloster Fahr Weininger Riesling x Sylvaner 2003 Un vino en un momento estupendo de su maduración, cuya plenitud y fuerza son características de su añada. Especiado, casi pimienta en nariz; si se deja respirar, se vuelve complejo y muy emocionante. 2005 a 2006. 15 Kloster Fahr Riesling x Sylvaner Auslese 2002 Un vino intenso en todos los aspectos. Maduro, dulce y complejo el buqué, desarrollado, equilibrado y con un deje salado en el paladar. 2005 a 2006. 15 Kloster Fahr Rosé 2003 Un rosado despierto, bien hecho, frutal y jugoso, con un matiz abocado y la acidez adecuada para ello. 2005 a 2006. 15 Kellerei Kloster Einsiedeln Rhenus Leutschen 2002 Muy especial: para algunos, requiere habituamiento; para otros, es exactamente el vino que esperaban descubrir fuera de los tan frecuentados circuitos del vino. Nariz intensa con notas de diente de león y miel de flores, ligero sobre la lengua (9,3 grados de alcohol), agridulce, fresco y descarado. 2005 a 2006. 15 Kloster Einsiedeln Konvent Leutschen 2003 Interesante y compleja fruta, denso en el paladar, intensamente tejido, vigoroso y armónico. En el final, el tanino resulta ligeramente áspero. 2005 a 2007. 15,5 Kellerei Kloster Einsiedeln Leutschen Rivaner 2003 Un vino de aromática maravillosamente delicada, pero no por ello menos expresiva. El buqué con aromas de los prados y flor de manzano, manzana verde y melocotón. Tampoco falta la característica nota de nuez moscada. En el paladar es fino, lineal y equilibrado. 2005 a 2006. 15,5 Kloster Einsiedeln Eremo Roter Kräuterwein ¡Sabroso! Medio vino medio licor de hierbas, con las mejores cualidades de cada uno. En el aroma, las especias del vino caliente especiado, azúcar cande, naranja y hierbas aromáticas, en boca una textura voluminosa y cremosa con un hermoso abocado y un adecuado complejo de ácido y taninos. Un vino para la meditación. 2005 a 2010. Vinos kosher españoles La reputación que envuelve el mundo de los vinos kosher, en general, deja bastante que desear. En la mayoría de los casos son elaboraciones que no tienen más de dos o tres años de continuidad. En España, aunque hay pocas bodegas, el nivel cualitativo es bastante aceptable. Por ejemplo el Perj Ha’abib (Flor de primavera) goza de magníficas puntuaciones, hasta 89 puntos en la crítica extranjera, como también el último proyecto de José Luis Pérez y Moisés con su Makor. El vino de Madrid tinto, Tikvah, resulta sorprendente y muy bien elaborado. La Xarmada, que antiguamente elaboraba cava cosher hace ahora un blanco y un tinto, como el de Valdeorras, Viña Somoza 100% Godello. El caso más sorprendente es el del Tío Pepe, que mantiene los mismos niveles de calidad que el habitual. 14 La Xarmada La Xarmada 2004 Maduración que roza su punto óptimo, notas de maceración, grosella, y fondo de lías. En boca su paso resulta de grata suavidad, fresco, con agilidad y fondo delicado de fruta. 2005 a 2006. 14 Viña Somoza Viña Somoza 2003 Un año de depósito redondea los aromas e incluso potencia otros, rasgos cítricos, de pomelo y florales. Fresco, jugoso y ágil en la boca. Bien elaborado. 2005 a 2006. 14,5 Tagonius Tikvah Malvar 2004 Color levemente virado aunque sus aromas se presentan limpios; poderoso, con dominio de la madurez frutal: melocotón, pera con fondo de lías finas. Goloso, con cuerpo, frutal, y una relación acidez-alcohol algo desligada. 2005 a 2006. 15 ElviWines Makor 2004 Color impenetrable, atesora frutosidad y buenas maneras (frambuesa-grosella), toque floral y de cacao. A pesar de no tener madera, ofrece mucho. Carnoso, fresco, envolvente, de un agradable toque vegetal. 2005 a 2008. 15 Tagonius Tikvah Cr. 2000 Un buen Tempranillo, cargado de color y aromas, con predominio de las frutas rojas-negras y fina madera (vainilla) con velo lácteo. En boca, donde más se disfruta, goza de carnosidad y suavidad, con una entrada golosa que no desagrada. Peso de fruta y equilibrio, con buena elaboración. Un buen kosher. 2005 a 2009. 16 Celler Cooperatiu Capçanes Perj Ha’abib 2001 Es el más complejo de toda la cata. Notable reducción positiva que pronto despliega sus ricos aromas animales, de cuero y tabaco, con nobles maderas que perfilan el conjunto. Buen buqué. En boca gana en su paso, la cesión de tanino de madera se hace notar y necesita tiempo. Larga persistencia. 2005 a 2010. 16,5 González Byass Tío Pepe Posee más notas de crianza biológica e incluso más punzante que el habitual. En boca es ligero, de elegante amargor y toque salino, con poderosa retronasal que se instala por completo dejando recuerdos de almendra cruda, albero y frutos secos. Para algunos, un vino más franco que el original, pues todavía no se han incorporado las notas de bota vieja. Una divinidad. 2005 a 2006.

enoturismo


gente del vino