Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Un respeto a la historia

  • Bartolomé Sanchez
  • 2010-11-01 00:00:00

El palomar es una pequeñísima finca de media hectárea (en cuyo centro emerge una de esas preciosas edificaciones) con bastantes características que la hacen especial. Tiene un suelo de granito degradado (también llamado jable) y sobre él unas cepas de Albariño verdaderamente vetustas y plantadas a pie franco. Con toda lógica, Eulogio Pomares, propietario de Bodegas Zárate, lleva unos años apartando ese tesoro de materia prima para hacer un vino con mucho respeto a la elaboración tradicional. Se hace en un fudre de roble de 2.200 litros, donde se busca más la microoxigenación que el sabor que pueda aportar la madera. Se sigue el ciclo natural climático que influye en el vino, con maloláctica que se inicia en la primavera, cuando las lías se ponen en suspensión sin necesidad de moverlas. Y se embotella -como dicen los antiguos que pide el buen Albariño- un poco antes de la vendimia siguiente. Tanto trabajo y desvelo para producir algo menos de 2.500 botellas. También elabora la bodega un par de vinos más, con buena estructura y de excelente calidad-precio. La defensa del entorno Cuando conocí a Pablo Calatayud, hace ya muchos años, me sorprendió agradablemente la defensa tan exaltada que hacía de la viña, de su tierra valenciana, de las enormes posibilidades de ésta. Se mostraba directo, un hombre apasionado del vino, su discurso convencía a todo el mundo. No tenía nada fácil demostrar sus ideas con la práctica, en aquella zona, donde se hacía una enología basada en el granel y la gran producción. Su empeño convenció a propios y extraños, y le cabe el honor de ser uno de los jóvenes pioneros que elevó la Denominación de Origen al lugar que por historia y proyección merece. Su viñedo está situado en una de las comarcas más bucólicas de la provincia de Valencia, trabaja unas 60 hectáreas de viñedo plantado con las distintas variedades, famosas incluidas, aunque poniéndo énfasis en las cepas autóctonas, en especial en la Mandó, en claras vías de desaparición. Este mágnum representa la máxima expresión de su bodega, en él intervienen hasta seis varietales criados en barricas de roble de las mejores tonelerías francesas. Zárate El Palomar 2008 Bodega Zárate Bouza, 23. 36638 Meaño (Pontevedra) Tel. 986 718 503. www.zarate.es D.O. Rías Baixas. Precio: 16 E. Tipo: Blanco crianza. Variedad: Albariño. Crianza: Diez meses sobre sus lías en fudre de 2.200 litros. Armoniza con: Rodaballo al vino blanco. Consumo óptimo aprox: Cinco años a 9/11º C. Puntuación: 9’4/10. 1ª Cata: Si se tropiezan con una de estas joyas en su tienda favorita y deciden adquirirla, no tengan prisa, escóndanla en los más profundo de su bodega y que los años forjen el resto, habrá merecido la pena. Pero si deciden degustarla ahora se encontrarán con un vino con mucho carácter, de dorado color, de complejos aromas donde domina la fruta madura, recuerdos amielados, cítricos y un aporte mineral. Graso en boca, con una excelente estructura, muy fresco y amplio, de larguísimo final. Maduresa Mágnum 2006 Celler del Roure 46640 Moixent (Valencia). Tel. 962 295 020 info@cellerdelroure.es. D.O. Valencia. Precio: 32 E. Tipo: Tinto crianza. Variedades: Mandó, Cabernet Sauvignon, Monastrell, Syrah, Merlot y Petit Verdot. Crianza: 12 meses en barricas de 225 y 500 litros. Armoniza con: Estofado de liebre. Consumo óptimo aprox: ocho años a 16º C. Puntuación: 9/10. 1ª Cata: Es un vino de excelente aspecto, que todavía mantiene un color amoratado y cubierto. Es conveniente decantar, casi obligatorio, si se quiere gozar de sus armoniosos aromas de frutillos ácidos, cerezas, especias, algo de monte bajo y toques de cacao. Tiene mucho cuerpo, notable estructura, buena acidez y un tanino potente que envuelve el paladar; amplio y persistente, mejorará mucho con algo de crianza en botella.

enoturismo


gente del vino