Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Hechizos del norte y del sur

  • Bartolomé Sanchez
  • 2006-05-01 00:00:00

He aquí una bodega capaz de sobrevivir a los tiempos y a las modas. Su fórmula se basa en el trabajo serio y la regularidad de sus productos que nunca defraudan. La manzanilla San León, que la recuerdo espléndida de aromas, sabrosa y fina hace mucho años, aunque últimamente ha empalidecido algo su color, siempre ha estado entre mis generosos preferidos. Ahora la familia Argüeso, sus propietarios, muestra su larga generosidad compartiendo una extraordinaria “manzanilla pasada” con nosotros, los amantes de estos vinos únicos. Se trata de una pequeña rima de soleras y criaderas donde desembocan esos grandes mostos que se seleccionan los mejores años y a los que apenas se le hacen “sacas”. Generalmente se reserva para equilibrar y darle más consistencia a otros vinos. Ignacio Argüeso denomina “clase muerta” a esta solera, aunque es solo una manera de hablar, pues les aseguro que es uno de los vinos más vivos que recuerdo. Agricultura heroica Tiene el viñedo de la Ribeira Sacra el don de la belleza salvaje, un regalo para los amantes de la naturaleza, aunque ese mismo premio se vuelva castigo de dificultad extrema a la hora de trabajar una viña. Solo las personas que entienden su tierra profundamente son capaces de sacar el rendimiento y la calidad máxima. Uno de ellos es Fernando González, veterano en trabajos dificultosos, que ha logrado uno de los vinos más complejos de Mencía que se elaboran en España. Procede este vino de una pequeña finca situada en lo mejor de Amandi, tres hectáreas de terrenos pizarrosos, y cuya pendiente llega hasta el 75% de desnivel. Salvo ese obstáculo, está bien situada, mira a Castro Caldelas, el precioso pueblo subido en la cumbre que le marca el sur. Sus esfuerzos son bien recompensados porque los vinos de la Mencía de Amandi son distintos, frescos, ligeros y al mismo tiempo con mucho carácter. Ahora afortunadamente se ha suavizado algo el trabajo en la vendimia, con artilugios que suben la carga de racimos sin tener que dejarse las espaldas entre aquellos «socalcos». Algo es algo. San León Reserva de Familia Herederos de Argüeso. Mar, 8 - 11540 Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) Tel. 956 38 51 16 D.O. Jerez-Xérès-Sherry-Manzanilla de Sanlúcar. Precio: 9,5 €. Tipo: Blanco generoso. Variedades: Listán o Palomino. Crianza: Sistema de soleras y criaderas. Fecha de entrada: 14/4/2006. Consumo óptimo aproximado: Seis meses a 10° C. Puntuación: 9,6/10 1ª Cata: Es fácil dejarse llevar por las sensaciones que provoca esta manzanilla sin que sea sencillo regresar a la tierra. Y no es por el éxtasis o la euforia que pueda producir su alcohol, que sería la otra opción. Es por ese entramado de aromas que hace evocar el mar o la flor en estado puro, los recuerdos de frutos secos o el toque prodigioso de camomila. Es, en fin, por ese equilibrio original que forman sus sabores salinos, amargos y ácidos, por la suave profundidad de su tacto que deja el paladar asombrado de su elegancia. Algueira 2004 Adegas Algueira. Doade-Sober 27424 (Lugo). Tel. 982 41 02 99. D.O. Ribeira Sacra. Precio: 15 €. Tipo: Tinto crianza. Variedades: Mencía. Crianza: Once meses en barricas de roble francés. Fecha de entrada: 15/3/2006 Consumo óptimo aprox: cinco años a 16/18° C. Puntuación: 9/10 1ª Cata: Picota, con bonita lágrima teñida, algo más cubierto de lo que suelen ser los mencías de por allí. Intensos aromas de frutillos (frambuesa, grosella) notas florales que, junto al tono mineral elevado y el discreto toque de buena madera, forman un soporte complejo y elegante. Esa elegancia se traslada a la boca. Su tanino es tan delicado que combina perfectamente con la notable acidez, propia de la zona, que proporciona una frescura inacabable. Su armazón es dúctil y se amolda al paladar con sensaciones de pura seda.

enoturismo


gente del vino