Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Ríos de vino que van al paladar

  • Bartolomé Sanchez
  • 2004-04-01 00:00:00

Tiene la provincia de Albacete una magnífica riqueza enológica. En ella confluyen 5 denominaciones de origen (seis si contamos “Vinos de Pago Finca Elez”) y abundancia de viñedo “sin nombre”. No es extraño que últimamente salgan de aquella tierra vinos notables. Una de las localidades más prometedoras es la de Valdeganga, muy cerca del río Jucar, donde han puesto en marcha una bodega ideal para elaborar vinos con personalidad. La lleva el madrileño Javier Fernández, pese a su juventud, dotado de sobrada experiencia. Como asesor enológico ha buscado a Rubén Magallanes, un buen enólogo al que conocí en la cooperativa de Miedes. Un equipo joven maneja unas instalaciones modernas donde se elaboran 160.000 kilos de uva. En sus viñedos hay una estupenda Syrah, la base de sus vinos, y una buena Merlot. Niágara El drama y la pasión de aquella película dejaron marcada mi juventud por una temporada (o quizá fuese la arrebatadora fuerza sensual de Marilyn). El film también dejaba ver la tierra fecunda y ubérrima de la península del Niágara. Gracias al microclima tan especial que aportan el lago Ontario y el río Niágara se puede elaborar en Canadá esta esencia de la vid que es el “icewine” o vino de hielo Inniskillin. Un producto que necesita de condiciones extremas como las de aquella región. La vendimia sería incomprensible en España, porque la cepa, desnuda de hojas, sostiene los racimos colgados hasta la primera gran helada (a 14º C bajo cero). Entonces se cortan, entran en el lagar, y allí son rápidamente prensados y su mosto extraído. Solo se aprovecha el 10% del contenido de la baya, principalmente los azúcares, ácidos, o materias aromáticas. El resto, agua congelada, queda retenido en la prensa. Después vendrá la fermentación, y una crianza en barricas y un largo paso por botella acabarán aportándole la complejidad que convierte a este vino en legendario. Vidal Inniskillin 2001 Inniskillin. Niágara (Canadá). Dist. en España Dipesa. Tel. 941207400. correo@dipesa.com D.O. No tiene (VQA, Icewine de Canadá). Precio: 95 €. Tipo: Blanco dulce. Variedades: Vidal. Crianza: Nueve meses de crianza en roble francés. Fecha de entrada: 5/3/2004 Consumo óptimo aproximado: 15 años a 10° C. Puntuación: 9,5/10 1ª Cata: El color dorado anuncia, como anticipo, que estamos ante una delicada joya. Sus reflejos ambarinos lo rubrican, así como los intensos aromas de fruta exótica, mango, especias dulces, gengibre, recuerdos de piel de naranja, mandarina, flores marchitas y ese toque mineral. En el paladar se comporta con enorme equilibrio, como una caricia dulce y sedosa en contraste con la fresca acidez que alarga el trago hasta enlazar con los exquisitos aromas de su intenso buqué. Luan Sumun 2002 B. Luan. Teatro, 14-16. 02150 Valdeganga (Albacete). Tel. 649 888 668 luan@bodegasluan.com. Vino de la Tierra de Castilla. Precio: 11 €. Tipo: Tinto crianza. Variedades: Syrah, Merlot, Cabernet y Tempranillo. Crianza: 10 meses de crianza en roble francés. Fecha de entrada: 10/2/2004 Consumo óptimo aprox: Tres años a 16° C. Puntuación: 8,5/10 1ª Cata: Hay una limpieza y armonía en este vino que gustan desde el primer momento, desde su brillante color cereza picota y tonos violáceos. Posee abundantes aromas de fruta fresca muy bien ensamblados en la delicadeza de la madera, especiada y sutil. Todavía mejora en la boca, hay un inicio goloso y resalta la calidad de sus taninos suaves y maduros que envuelvn el paladar, con un final bastante largo y aromático.

enoturismo


gente del vino